Noticiasremedios caseros

¿Qué frutas deberías comer durante el embarazo?


Hacer elecciones de alimentos saludables es crucial para las mujeres cuando están embarazadas. Su dieta proporcionará al feto los nutrientes esenciales para el crecimiento y el desarrollo.
Una dieta nutritiva juega un papel esencial en la salud general de una persona, ayudando al cuerpo a funcionar de manera efectiva y reduciendo el riesgo de algunas enfermedades.

La mayoría de la gente está consciente de que una dieta saludable debe incluir muchas frutas, vegetales, granos integrales, proteínas magras y grasas saludables. Sin embargo, es posible que no se den cuenta de que las frutas específicas son particularmente beneficiosas durante el embarazo.

En este artículo, explicamos por qué es importante comer fruta durante el embarazo. También cubrimos qué frutas son las mejores para comer durante este tiempo y qué tipos de fruta pueden desear evitar las mujeres embarazadas.

¿Cuáles son los beneficios de comer fruta durante el embarazo?
Comer una dieta variada y saludable es particularmente importante durante el embarazo, ya que los nutrientes correctos pueden ayudar al feto a desarrollarse y crecer como debería.

Además de apoyar al bebé en crecimiento, una mayor ingesta de vitaminas y minerales puede ayudar a una mujer embarazada a mantener su propio cuerpo en las mejores condiciones posibles.

Comer abundante fruta fresca durante el embarazo puede ayudar a garantizar que tanto la mujer como el bebé se mantengan saludables. La fruta fresca contiene muchas vitaminas y nutrientes esenciales y también es una buena fuente de fibra.

Las mejores frutas para comer durante el embarazo
Meriendas en la fruta puede ser una excelente manera de aumentar la ingesta de vitaminas, además de reducir los antojos de azúcar.

A continuación, enumeramos 12 de las mejores frutas para incluir en una dieta de embarazo saludable.
1. Albaricoques
Albaricoques contienen:
vitaminas A, C y E
calcio
hierro
potasio
betacaroteno
fósforo
silicio
Todos estos nutrientes ayudan con el desarrollo y crecimiento del bebé. El hierro puede prevenir la anemia y el calcio ayuda a que los huesos y los dientes crezcan fuertes.

2. naranjas
Las naranjas son una fuente excelente de:
ácido fólico
vitamina C
agua
Las naranjas son excelentes para mantener a una persona hidratada y saludable. La vitamina C puede ayudar a prevenir el daño celular y ayudar con la absorción de hierro.

El folato puede ayudar a prevenir defectos del tubo neural, que pueden causar anormalidades en el cerebro y la médula espinal en un bebé. Los defectos del tubo neural pueden causar condiciones como la espina bífida, donde la médula espinal no se desarrolla adecuadamente, y la anencefalia, en la que falta una gran parte del cerebro y el cráneo.

3. Mangos
Los mangos son ricos en vitaminas A y C.

Una taza de mango picado proporciona el 100 por ciento de la ración diaria recomendada (RDA) de vitamina C y más de un tercio de la dosis diaria recomendada de vitamina A.

Un bebé que nace con deficiencia de vitamina A puede tener menor inmunidad y un mayor riesgo de complicaciones postnatales, como infecciones respiratorias.

4. Peras
Las peras proporcionan muchos de los siguientes nutrientes:

fibra
potasio
ácido fólico
Obtener mucha fibra en una dieta de embarazo puede ayudar a aliviar el estreñimiento, un síntoma común del embarazo.

El potasio puede beneficiar la salud del corazón tanto para la mujer como para el bebé. También estimula la regeneración celular.

5. Granadas
Las granadas pueden proporcionar a las mujeres embarazadas una gran cantidad de:

vitamina K
calcio
ácido fólico
hierro
proteína
fibra
Las granadas densas en nutrientes también son una buena fuente de energía, y su alto contenido de hierro ayuda a prevenir la deficiencia de hierro.

La vitamina K también es esencial para mantener huesos sanos.

La investigación sugiere que beber jugo de granada puede ayudar a disminuir el riesgo de lesiones a la placenta.

6. Aguacates
Los aguacates son una excelente fuente de:

vitaminas C, E y K
ácidos grasos monoinsaturados
fibra
Vitaminas B
potasio
cobre
Los aguacates contienen grasas saludables que proporcionan energía y ayudan a prevenir defectos del tubo neural. También aumentan las células responsables de construir la piel y los tejidos del cerebro del bebé en desarrollo.

El potasio en los aguacates puede proporcionar alivio de los calambres en las piernas, otro síntoma que es común durante el embarazo, particularmente en el tercer trimestre.

7. Guayaba
Papaya
La guayaba contiene vitamina E y ácido fólico, por lo que es una fruta ideal para comer durante el embarazo.
La guayaba es una excelente opción de fruta para las personas que desean más de los siguientes nutrientes:

vitaminas C y E
polifenoles
carotenoides
isoflavonoides
ácido fólico
La guayaba contiene una combinación variada de nutrientes, por lo que es ideal para las mujeres embarazadas. Comer guayaba durante el embarazo puede ayudar a relajar los músculos, facilitar la digestión y reducir el estreñimiento.

8. Plátanos
Los plátanos contienen altos niveles de:

vitamina C
potasio
vitamina B-6
fibra
El alto contenido de fibra de los plátanos puede ayudar con el estreñimiento relacionado con el embarazo, y hay algunas pruebas que sugieren que la vitamina B-6 puede ayudar a aliviar las náuseas y los vómitos al principio del embarazo.

9. uvas
Comer muchas uvas puede aumentar la ingesta de:

vitaminas C y K
ácido fólico
antioxidantes
fibra
Ácidos orgánicos
pectina
Los nutrientes en las uvas pueden ayudar a ayudar a los cambios biológicos que ocurren durante el embarazo.

Contienen antioxidantes potenciadores del sistema inmune, como flavonol, tanino, linalol, antocianinas y geraniol, que también ayudan a prevenir infecciones.

10. bayas
Las bayas son una buena fuente de:
 
vitamina C
carbohidratos saludables
antioxidantes
fibra
Las bayas también contienen mucha agua, por lo que son una excelente fuente de hidratación. La vitamina C ayuda con la absorción de hierro y aumenta el sistema inmunológico del cuerpo.
 
11. Manzanas
Las manzanas están repletas de nutrientes para ayudar a un feto en crecimiento, que incluye:
 
vitaminas A y C
fibra
potasio
Un estudio encontró que comer manzanas durante el embarazo puede reducir la probabilidad de que el bebé desarrolle asma y alergias con el tiempo.
 
12. Fruta seca
Los siguientes nutrientes ocurren en la fruta seca:
 
fibra
vitaminas y minerales
energía
La fruta seca contiene todos los mismos nutrientes que la fruta fresca. Por lo tanto, las mujeres embarazadas pueden obtener su dosis diaria recomendada de vitaminas y minerales al comer porciones de frutas secas que son más pequeñas que la cantidad equivalente de frutas frescas.
 
Sin embargo, es importante recordar que la fruta seca puede tener un alto contenido de azúcar y no contiene el contenido de agua que tiene la fruta fresca. Esto significa que no ayuda a la digestión. Las mujeres embarazadas solo deben comer frutas secas con moderación y deben evitar por completo las frutas confitadas.
 
Lo mejor es comer frutas secas además de frutas frescas, en lugar de en lugar de ellas.
 
¿Cuánta fruta debería comer alguien durante el embarazo?
El consejo para las mujeres embarazadas es comer al menos cinco porciones de frutas y verduras frescas cada día y variarlas tanto como sea posible. La fruta puede ser fresca, enlatada, congelada o seca.
 
Como regla general, una porción de fruta es:
 
una pieza de fruta, para frutas que son más grandes que el tamaño de una pelota de tenis
una taza de fruta picada
Comer muchas frutas y verduras durante el embarazo proporciona a las mujeres embarazadas una nutrición adecuada para apoyar a su bebé en desarrollo. También debe minimizar el riesgo de ciertas enfermedades y defectos y ayudar a nutrir el cuerpo de la mujer.