NoticiasRemedio Herbal

Aceite de eucalipto para controlar la diabetes, tratar el asma, curar heridas, dolor muscular, dolor en las articulaciones y tratar la tuberculosis y la neumonía


Los poderosos beneficios para la salud del aceite esencial de eucalipto incluyen el tratamiento de los resfriados y la gripe, el cuidado del cabello, aliviar el dolor muscular y prevenir las caries. También ayuda a aumentar la inmunidad y curar las infecciones por hongos y las heridas. Las propiedades del aceite incluyen ser antiinflamatorio, antiespasmódico, descongestivo, desodorante, antiséptico, antibacteriano y estimulante.

¿Qué es el aceite esencial de eucalipto?
El aceite esencial de eucalipto se obtiene de las hojas frescas del eucalipto alto y perenne (Eucalyptus globulus). El aceite esencial es incoloro y tiene un sabor y olor distintivos. Los potentes beneficios medicinales del aceite de eucalipto se deben a un compuesto llamado eucaliptol (también conocido como cineol), que tiene propiedades antimicrobianas. El aceite se usa en una variedad de medicamentos de venta libre que incluyen frotamientos, inhaladores, linimentos, cremas para erupciones y enjuagues bucales.

El eucalipto es originario de Australia y se ha extendido en los últimos siglos a otras partes del mundo, incluyendo India, Europa y Sudáfrica. También se lo conoce como árbol de la fiebre, árbol de goma azul de Tasmania o árbol de corteza fibrosa, dependiendo de dónde se encuentre en el mundo. Aunque muchos países producen aceite de eucalipto en pequeñas cantidades, la principal fuente de aceite de eucalipto para el mundo sigue siendo Australia.

Los numerosos beneficios para la salud del aceite de eucalipto han atraído la atención de todo el mundo, y ha estimulado una gran cantidad de exploración en su uso en aromaterapia, así como en la medicina convencional.

Beneficios para la salud del aceite de eucalipto

Echemos un vistazo a los beneficios de salud y usos más populares del aceite de eucalipto en detalle.

Trata los resfriados y la gripe
El aceite esencial de eucalipto es eficaz para tratar una serie de infecciones del tracto respiratorio que incluyen resfriado, tos, secreción nasal, dolor de garganta, congestión nasal, bronquitis y sinusitis. Según un estudio de investigación, tiene la capacidad de inhibir bacterias como S. pneumonia, H. influenza y parainfluenza que causan infecciones sinusales, fiebre y gripe. El aceite de eucalipto es un expectorante y ayuda a descongestionar los senos.
Para tratar los resfriados, puede agregar algunas gotas del aceite al agua caliente e inhalar el vapor, o agregarlo a su difusor. Alternativamente, frote un poco de aceite sobre la almohada para asegurar una buena noche de sueño si tiene problemas de congestión y tos húmeda.

Tratamiento de piojos
Debido a sus conocidas cualidades como repelente de insectos y pesticida natural, el aceite de eucalipto se utiliza con frecuencia como un tratamiento natural para los piojos. Aplique unas gotas del aceite mezclado con aceites transportadores en el pelo infestado de piojos para deshacerse de los piojos.
Nota: El aceite esencial de eucalipto generalmente no se recomienda para niños menores de 5 años; lo mejor es consultar a un médico antes de usar.

Cuidado del cabello
El aceite esencial de eucalipto tiene potentes propiedades antisépticas y antifúngicas que ayudan a eliminar la acumulación de gérmenes en los folículos capilares. Esto ayuda a prevenir afecciones como caspa, picazón en el cuero cabelludo y psoriasis.

Para obtener los mejores resultados, puede mezclar unas gotas del aceite de hierbas con una cucharada de coco o aceite de oliva para hidratar y sanar el cuero cabelludo. Además, el aceite actúa como un estimulante y aumenta el flujo sanguíneo, cuando se aplican directamente unas gotas sobre el cuero cabelludo. Esto también ayuda a estimular el crecimiento del cabello.

Trata el asma
Las propiedades antiinflamatorias del cineol en el aceite esencial de eucalipto ayudan a aliviar los síntomas del asma. Simplemente masajee 1-3 gotas del aceite en el pecho y el efecto calmante del aroma y los vapores calmará la garganta y dilatará los vasos sanguíneos, lo que permitirá que más oxígeno ingrese a los pulmones y, por lo tanto, ayudará a restablecer la respiración normal.

 Cura heridas
Cuando el aceite esencial de eucalipto se expone al aire, se forma una capa de ozono que lo convierte en un potente antiséptico. Por lo tanto, se usa para curar heridas, úlceras, quemaduras, cortes, abrasiones y herpes labial. También es un ungüento eficaz para picaduras de insectos y picaduras. Además, protege la herida abierta o el área irritada del desarrollo de infecciones debido a la actividad microbiana y la exposición al aire.

Elimina el agotamiento mental
El aceite de eucalipto, un estimulante, ayuda a eliminar el cansancio y la lentitud mental y rejuvenece a las personas que se sienten mal o están enfermas. También puede ser efectivo para tratar el estrés y los trastornos mentales, ya que inhalar su vapor ayuda a aumentar la circulación sanguínea al cerebro.

Mejora la función cerebral
El aceite esencial de eucalipto se usa comúnmente para estimular la actividad mental y el estado de alerta. Dado que el aceite esencial se considera un vasodilatador, aumenta el flujo sanguíneo al relajar los vasos sanguíneos y permite que circule más sangre. [6] Básicamente, más sangre en el cerebro significa más poder cerebral.
El aceite esencial de eucalipto se emplea comúnmente en las aulas como una forma de aromaterapia causal para aumentar el rendimiento estudiantil.

Alivia el dolor muscular
El aceite volátil de eucalipto es analgésico y antiinflamatorio por naturaleza. Si siente dolor o dolor muscular, masajear el aceite en las áreas afectadas con un movimiento circular ayuda a aliviar el estrés y el dolor.

 
Cuidado dental
El aceite esencial de eucalipto es muy efectivo contra las caries, la placa dental, la gingivitis, el mal aliento (halitosis) y otras infecciones dentales debido a su germicida. Esta es la razón por la cual se encuentra tan comúnmente como un ingrediente activo en enjuague bucal, pasta de dientes y otros productos de higiene dental.
 
Elimina gérmenes intestinales
El aceite de eucalipto es un vermífugo y se utiliza con frecuencia para eliminar los gérmenes intestinales. Los estudios han demostrado que la ingestión de aceite de eucalipto puede disuadir muchas de las condiciones bacterianas, microbianas y parasitarias que surgen en las diversas partes del cuerpo, particularmente en áreas susceptibles como el colon e intestino.
 
Maneja la Diabetes
Cuando se ingiere, el aceite de eucalipto puede ayudar a controlar el azúcar en la sangre porque contiene flavonoides potentes (quercetina, kaempferol), compuestos fenólicos (taninos, ácido elágico) y terpenoides (cineol, alfa-pineno). Estos potentes compuestos ayudan a reducir la hiperglucemia posprandial y a tratar la diabetes tipo 2. Los diabéticos también pueden beneficiarse masajeando frecuentemente el aceite de eucalipto en la piel por vía tópica o inhalando como vapor.
 
Trata la fiebre
El aceite de eucalipto también se usa para tratar la fiebre, y a menudo se lo conoce como “aceite para la fiebre”. Puede agregar unas gotas de aceite herbal a una compresa de agua tibia y colocarlo en la frente con frecuencia para reducir la temperatura corporal durante la fiebre alta.
 
Cura sinus y alergias
Un estudio de investigación realizado por NYU detalla el uso terapéutico del aceite de eucalipto para curar infecciones sinusales, dolores de cabeza y alergias.
 
Trata la tuberculosis y la neumonía
El aceite esencial de eucalipto tiene propiedades antibacterianas y antisépticas que ayudan a tratar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la neumonía y la tuberculosis.
 
Cuando se aplica un masaje en el pecho y se utiliza como un gel de vapor o inhalante, puede aliviar los signos y síntomas de afecciones nocivas como la tuberculosis al limpiar los pulmones y reducir la inflamación. Es mejor si se aplica a ambos, el cofre y la espalda.
 
Sistema inmune
El aceite de eucalipto, rico en cineol, es uno de los mejores aceites para fortalecer el sistema inmunológico. Además de su capacidad para mantener a raya los resfriados y la gripe, se puede utilizar para tratar la fiebre del heno (alergia estacional), el acné y la endometriosis.
 
Cuidado de la piel y limpiador
El aceite de eucalipto a menudo se aplica tópicamente para tratar infecciones de la piel ya que su compuesto principal, el cineol, tiene propiedades antibacterianas. El aceite ayuda a acelerar la curación y tratar el acné, el eccema, las manchas solares, las imperfecciones, el envejecimiento y las espinillas. Además, puede combinarse con aceite de oliva o de coco para formar un protector solar y humectante natural.
 
Trata las infecciones fúngicas
Debido a sus propiedades antifúngicas naturales, el aceite de eucalipto se puede utilizar para tratar las uñas de los pies infectadas por hongos (onicomicosis), tiña inguinal, tiña, pie de atleta, aftas y herpes labial. Para tratar las infecciones por hongos en las uñas de los pies, lo mejor es remojar los pies en agua tibia que tiene unas gotas de aceite de eucalipto y aceite esencial de árbol de té (otro aceite antifúngico).