Noticiasremedios caseros

mejores remedios caseros para la gastroenteritis


Los remedios caseros más efectivos para la gastroenteritis incluyen el uso de bebidas carbonatadas, carbohidratos simples, líquidos, zinc, yogurt, jengibre, té de manzanilla, menta, agua de arroz, canela y cúrcuma.

La gastroenteritis es una afección en la que los intestinos están inflamados, generalmente debido a una infección. Es el término médico para la gripe estomacal, también llamada gripe gástrica o virus estomacal.

Existe una fuerte evidencia para sugerir que los remedios naturales son en realidad el enfoque más sabio para tratar la gastroenteritis. Es muy posible que ciertos síntomas de la gripe gástrica empeoren al depender únicamente de medicamentos como antibióticos o antieméticos. La condición también puede durar más tiempo si solo confía en tomar medicamentos. La mejor forma de lidiar con la gastroenteritis es usar remedios naturales junto con estrategias de comportamiento para mejorarlo en muy poco tiempo.

Remedios caseros para la gastroenteritis

Carbohidratos simples
Cuando su estómago está siendo atacado por una de estas causas bacterianas o virales de gastroenteritis, no quiere que tenga que trabajar demasiado para digerir los alimentos y los nutrientes cruciales que necesita. Esa es la razón por la que muchas personas dejan de comer cuando están enfermas, ya que parece que todo lo que comen regresa. Sin embargo, al comer carbohidratos simples como pan tostado, galletas saladas, cereales, papas y frutas y verduras básicas, es probable que pueda digerir esos nutrientes y estar en el camino de la recuperación mucho más rápido.

Yogur
Las bacterias benéficas en el intestino ayudan a digerir los alimentos y protegen su sistema gastrointestinal de las infecciones, pero esa bacteria a menudo se pierde a través del vómito y la diarrea violentos. Los probióticos se pueden encontrar en altas concentraciones en el yogurt, y esto no solo puede calmar el estómago sino también promover el rebrote y la capacidad protectora de las bacterias beneficiosas en el intestino para acelerar el proceso de curación.

Restricciones de la dieta
Muchas personas quieren “comida reconfortante” cuando están enfermas, pero si esos alimentos toman la forma de comida picante, cafeína, productos lácteos o alimentos con alto contenido de grasa, el resultado final no será muy agradable, y tú ” acabaré siendo mucho más incómodo a largo plazo. Quédese con alimentos simples y corte cualquier cosa que sea típicamente difícil de digerir.

Té de camomila
Como uno de los remedios más antiguos y más confiables para el malestar estomacal, el té de manzanilla también es ideal para tratar la gastroenteritis. Las fuertes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del té de manzanilla pueden ayudar a calmar el estómago y eliminar las náuseas y los vómitos, además de impulsar el sistema inmunitario para combatir la causa de la gripe estomacal.

Jengibre
Esta antigua panacea también es bastante útil en la gastroenteritis. Los componentes activos del jengibre son potentes y versátiles, incluida su capacidad para calmar el estómago y proteger el revestimiento interno del estómago de las bacterias peligrosas. Masticar jengibre también se sabe que elimina las náuseas, aunque preparar té de jengibre es probablemente la aplicación más común de jengibre para la gripe estomacal.

Fluidos
Uno de los mayores peligros de la gastroenteritis es la deshidratación. En pocas palabras, cuando vomita y experimenta diarrea, su cuerpo está perdiendo rápidamente sus fluidos, haciéndolo sentir peor y ralentizando cada proceso de su cuerpo, incluido su sistema inmune y comprometiendo su tracto digestivo. Debes reponer esos líquidos antes de que comiences a sentirte mejor, así que bebe tanta agua como sea posible para mantenerte hidratado.

menta
Los poderosos compuestos orgánicos en la menta han sido elogiados por sus efectos refrescantes, calmantes y antiinflamatorios. Masticar hojas de menta para gastroenteritis y problemas estomacales relacionados ha estado en práctica durante miles de años. Preparar té de menta fresca también es un remedio eficaz contra los vómitos, ya que puede reducir esa inflamación en el intestino.

Canela
Uno de los remedios tradicionales para la gastroenteritis es el consumo de canela y té de miel, que ha sido un remedio casero durante siglos. La miel y la canela tienen compuestos orgánicos potentes que promueven la inmunidad y reducen la inflamación.

Cúrcuma
Esta especia popular es una mezcla compleja de antioxidantes, bioflavonoides, vitaminas y minerales, que lo convierten en un maravilloso tónico para la gastroenteritis.
 
Nota: una vez más, muchos de estos remedios naturales alivian los síntomas de la gripe estomacal y ayudan a que su sistema inmunológico y su sistema digestivo vuelvan a la normalidad. Además del descanso y la hidratación, estos pueden ser complementos efectivos de los antibióticos u otros enfoques medicinales, pero estos remedios conductuales y dietéticos también son esenciales para que el cuerpo vuelva al 100%.