NoticiasRemedio Herbal

Beber jugo de ajo para prevenir el cáncer, aumenta el sistema inmune, la pérdida de peso, reduce el colesterol y previene el asma

El jugo de ajo se prepara presionando, exprimiendo o mezclando los dientes de ajo, que provienen de la planta que lleva el nombre científico Allium sativum. Estrechamente relacionado con las cebollas, el ajo se ha utilizado durante miles de años en todo el mundo debido a sus poderosos efectos sobre la salud humana. Si bien el consumo de jugo puro de ajo puede no sonar agradable para muchas personas, los beneficios para la salud asociados con esta bebida única son innegables.

Equilibrada entre su uso como ingrediente sabroso y como elemento de la medicina tradicional, muchas personas dependen del jugo de ajo por sus efectos antiinflamatorios, anticancerígenos, antibacterianos, antifúngicos y antioxidantes. El jugo de ajo es una fuente rica de alicina, el ingrediente activo del ajo. También tiene abundantes vitaminas como las vitaminas B, vitamina C y minerales como manganeso, fósforo, calcio, hierro, potasio, magnesio y zinc. Además, también contiene compuestos sulfúricos y otros ácidos volátiles.

Cómo hacer jugo de ajo?
Puede hacer jugo de ajo con bastante facilidad en casa, siempre que tenga una cantidad decente de ajo y un poco de paciencia. Así que extraer jugo de un kilogramo a la vez producirá aproximadamente 2 tazas de jugo de ajo. Solo se requiere una pequeña cantidad de jugo para tener un efecto, por lo tanto, es probable que termine almacenando el resto del jugo para usarlo más adelante.

Ingredientes
1 kilogramo de ajo
Receta
Paso 1: Pelar la piel de todos los dientes de ajo y lavarlos bien.
Paso 2: Mezcle los dientes de ajo en una licuadora o exprimidor por 2-3 minutos.
Paso 3: cuele la pulpa de ajo a través de un colador fino. Vierta lentamente el jugo de ajo a través de un filtro de café.
Paso 4: Vierta el jugo en una bandeja de cubitos de hielo para evitar la oxidación y la congelación.
Sugerencia para servir: Cuando quiera usar el jugo de ajo, simplemente saque un cubo de hielo y agréguelo a batidos, licuados, sopa o agua caliente (para hacer gárgaras saludables).

Beneficios del jugo de ajo

Previene el cáncer
Los antioxidantes junto con la alicina en el jugo de ajo ayudan a prevenir el estrés oxidativo al neutralizar los radicales libres. Esto previene la mutación celular y el desarrollo de cáncer.

Mejora el sistema inmune
Las propiedades antibacterianas, antifúngicas y antioxidantes del jugo de ajo lo convierten en un excelente escudo del sistema inmunológico. Además, también ayuda a prevenir enfermedades crónicas e infecciones localizadas.

Pérdida de peso
La alicina, el ingrediente activo en el jugo de ajo, se ha asociado con la pérdida de peso, ya que puede ayudar a reducir los niveles de grasas no saludables en el cuerpo. Además, también proporciona un impulso metabólico que te ayuda a quemar calorías.

Trata la impotencia
La investigación ha vinculado el jugo de ajo con un marcado aumento de las hormonas sexuales, lo que puede ayudar a las personas a superar la impotencia, la motilidad lenta de los espermatozoides y aumentar el conteo de espermatozoides.

Mejora la circulación
Las hierbas como el ajo y la cebolla están estrechamente asociadas con el aumento de la circulación y la disminución de los niveles de placa en las arterias y los vasos sanguíneos. Esto puede aumentar aún más los niveles de energía y disminuir el riesgo de varios problemas cardiovasculares.

Anticoagulante
El jugo de ajo es un anticoagulante natural y altamente efectivo. Ayuda a prevenir la trombosis, que es el bloqueo del flujo sanguíneo debido a los coágulos.

Mejora la salud del corazón
El jugo de ajo puede reducir los niveles de colesterol, mientras que también reduce la presión arterial y fortalece el sistema cardiovascular. Esto, a su vez, ayuda a reducir el riesgo de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Disminuye el colesterol
El uso de jugo de ajo también reduce los niveles de colesterol total y LDL (malo). Pero no tiene ningún impacto en los niveles de triglicéridos y colesterol HDL (bueno).

Disminuye la hipertensión
Grandes dosis de alicina (un compuesto presente en el ajo) pueden disminuir la presión arterial de quienes padecen hipertensión. En ciertos casos, puede ser tan efectivo como cualquier medicamento regular.

Condiciones respiratorias
Muchas personas usan el jugo de ajo porque puede aclarar rápidamente las infecciones respiratorias y reducir la inflamación. También ayuda a reparar los tejidos dañados en las vías respiratorias.

Trata una garganta dolorida
La ingesta de jugo de ajo con jugo de granada ayuda a curar dolores de garganta, tos, resfriado común y gripe.

Previene el asma
Mezcle 10 gotas de jugo de ajo con 2 cucharadas de miel en un vaso de agua. Beber esto diariamente ayudará a prevenir el asma.

Alivia las picaduras de insectos
La aplicación tópica de jugo de ajo en el área específica ayuda a aliviar el dolor causado por las picaduras de insectos.

Evita los senos caídos
El consumo regular de jugo de ajo ayuda a prevenir la flacidez de los senos. También ayuda a tonificarlos.

Cura encefalitis
Las dosis altas de jugo de ajo pueden curar la encefalitis, que es una inflamación aguda del cerebro. Sin embargo, consulte a su médico antes de considerar esta alternativa.

Trata las infecciones fúngicas
La ingesta de jugo de ajo crudo también puede tratar diversas infecciones fúngicas, incluido el pie de atleta, así como la infección de los oídos y los pies. La aplicación tópica de jugo de ajo en el área infectada puede aliviar el picor y la irritación.

Protección de la piel
El consumo de jugo de ajo proporciona antioxidantes a la piel que reducirán los signos del envejecimiento, mejorarán la coloración y evitarán afecciones o infecciones inflamatorias.
 
Cura el acné
El jugo de ajo ayuda a tratar el acné. Aplicar jugo de ajo en la cara y lavarlo después de 5 minutos. Repita el proceso hasta que desaparezca el acné.
Nota: No lo deje durante la noche ya que el jugo de ajo puede dañar o quemar la piel.
 
Reduce la pérdida de cabello
Muchas personas usan jugo de ajo para fortalecer su cabello, prevenir la pérdida de cabello y promover folículos pilosos saludables. Este remedio natural se puede consumir internamente o mezclar con otros productos para el cabello o lavados para obtener excelentes efectos.
 
Piojos
Mezcle el jugo de ajo con jugo de limón y aplíquelo en el cabello y el cuero cabelludo. Déjelo durante la noche y lávelo por la mañana. ¡Repita el proceso durante 5 días seguidos y disfrute de un cabello saludable sin piojos!