NoticiasSalud

Anemia: síntomas, causas y remedios caseros


La anemia es un trastorno sanguíneo muy común y está relacionada con los niveles de hemoglobina en la sangre. Es importante comprender el papel exacto de la hemoglobina para comprender completamente esta afección. La sangre que circula en nuestros cuerpos contiene glóbulos rojos. Estos glóbulos rojos contienen moléculas de hemoglobina que se combinan con oxígeno para ser transportados a los diversos órganos y tejidos del cuerpo. Si sus glóbulos rojos no tienen suficiente hemoglobina, no pueden transportar las cantidades requeridas de oxígeno al resto del cuerpo. Como a su cuerpo le falta el oxígeno que necesita, se vuelve apático y sus niveles de energía disminuyen. Existen varios tipos de anemia basados ​​en la causa raíz del problema, por lo que es esencial un diagnóstico definitivo. La anemia puede agravar dolencias existentes o puede aumentar los riesgos de sucumbir a una variedad de enfermedades. La anemia generalmente se puede tratar y prevenir a través de cambios en la dieta.

Síntomas de la anemia

La mayoría de las personas que experimentan síntomas de anemia simplemente lo atribuyen a la fatiga diaria normal y no piensan más en ello. A medida que la deficiencia se vuelve más grave, el individuo puede experimentar una sensación de pérdida de energía y mareos, inercia, y su capacidad de concentración y concentración se verá afectada. Con la progresión de esta condición, el cuerpo se ve obligado a aumentar la producción cardíaca para cumplir con los requisitos de oxígeno del cuerpo. Esto podría inducir palpitaciones y síntomas leves de un ataque cardíaco y claudicación de las piernas. Las personas pueden experimentar disnea: falta de aliento inusual. A veces hay signos claros de anemia, como ictericia, deformidades óseas o úlceras en las piernas. Los síntomas de anemia en las mujeres pueden ser más obvios en comparación con los síntomas de anemia en los hombres.

Aquellos que experimentan cansancio sin esfuerzo parecen tener una tez más pálida, falta de aliento, pérdida notable de cabello o un aumento o empeoramiento de los problemas cardíacos existentes, deben buscar atención médica para saber si son anémicos. Tenga en cuenta que en la anemia crónica que es de larga duración, a veces el cuerpo se ajusta a los niveles más bajos de oxígeno, en cuyo caso las personas no notan ninguna diferencia. Los síntomas de la anemia no se limitan a la anemia sola, sino que es más seguro y más prudente estudiar los síntomas de cerca. Los síntomas incluirían los que se enumeran a continuación.

Dolor de pecho
Mareos, particularmente cuando está de pie o durante la actividad física
Listless o fatiga
Dificultad en la concentración
Dolores de cabeza regulares
Otras formas de anemia pueden tener diferentes síntomas como:

Estreñimiento
Dificultad para prestar atención a los propios pensamientos
Sensación de hormigueo especialmente en las extremidades
El deterioro del desarrollo neurológico en los bebés puede conducir a la anemia crónica. Los niños con anemia a menudo exhiben un bajo rendimiento académico y una incapacidad para concentrarse incluso por períodos cortos. En casos raros, la persona puede experimentar hinchazón de las piernas, ardor de corazón, sudoración inusual, vómitos y, a veces, sangre en las heces. Estos síntomas tienden a ser más comunes en las mujeres en comparación con los hombres. La anemia severa puede causar una aceleración del ritmo cardíaco que indica una circulación hiperactiva, un soplo o incluso una ampliación del corazón. Pica es el consumo de materiales inusuales no consumibles como pelo, hierba, papel, tiza y escamas de pintura de pared. Esta condición es más común en los niños y puede ser una indicación de deficiencia de hierro, aunque se sabe que ocurre en personas que tienen niveles regulares de hemoglobina en la sangre.

Causas de la anemia

Muchas partes diferentes del cuerpo producen glóbulos rojos, pero la mayor parte del trabajo se realiza en la médula ósea, que es el tejido blando en el hueco de los huesos grandes. Los glóbulos rojos sanos duran entre noventa y uno veinte días y luego se eliminan del cuerpo como desecho, mientras que la médula ósea fabrica los glóbulos rojos de reemplazo. La hemoglobina es la proteína que transporta el oxígeno en los glóbulos rojos a diferentes partes del cuerpo y que les da a los glóbulos rojos su color rojo. Las personas con anemia tienen menos hemoglobina en la sangre y esto puede detectarse por su complexión inusualmente pálida. Se cree que la anemia es causada por uno o más de los siguientes:
 
Dieta deficiente, especialmente durante el embarazo
Enfermedades crónicas como cáncer y colitis por úlceras
Fracaso del sistema inmune, que permite la destrucción de las células sanguíneas. (anemia hemolítica)
Aflicción de la médula ósea por leucemia o mieloma múltiple.
Genética: la herencia de formas de anemia como la talasemia
Pérdida de sangre interna como en la menstruación abundante o úlceras en el estómago
Cirugía estomacal o intestinal que inhibe la absorción del cuerpo de ácido fólico, vitamina B 12 o hierro
Una tiroides hipoactiva que produce suficiente hormona tiroidea
Fracaso de los riñones
Un déficit en el nivel requerido de testosterona
Medicamentos que no concuerdan con el sistema del individuo
Después de considerar las causas individuales, se puede resumir que las tres razones principales de la anemia son:
 
Destrucción abrumadora de glóbulos rojos
Producción inadecuada de glóbulos rojos
Pérdida constante de sangre debido a cualquier condición médica
La anemia tiene muchas causas prevenibles, pero también puede tener causas como trastornos sanguíneos hereditarios que no pueden prevenirse. Sin embargo, las causas más comunes de anemia incluyen una deficiencia nutricional, como la falta de vitaminas o hierro, y la ingesta de un medicamento o toxina. Una dieta saludable es una medida preventiva sólida y los chequeos regulares lo mantendrán informado y actualizado sobre su estado de salud.
 

Remedios para la anemia

Los análisis de sangre son necesarios para confirmar un diagnóstico de anemia. Estas pruebas pueden determinar los niveles de vitamina B 12, vitaminas y minerales y ácido fólico en la sangre. También pueden detectar el recuento de glóbulos rojos y el nivel de hemoglobina, así como el nivel de hierro en la sangre. Para identificar otros problemas médicos que pueden ser la causa de la anemia, existen otras pruebas que pueden ser necesarias. Cuando considere las numerosas causas, los innumerables tipos de anemia y los innumerables tratamientos para la anemia, se dará cuenta de la complejidad de esta condición. Sin embargo, existen ciertos remedios caseros para la anemia que pueden ser muy valiosos en el tratamiento de esta afección. Estos son algunos de los remedios caseros para la anemia más efectivos:
 
– El jugo de remolacha es uno de los mejores remedios caseros para la anemia, ya que es rico en una amplia variedad de nutrientes, incluido el hierro. Tome un vaso grande de jugo de remolacha fresco sin endulzar todas las mañanas para restaurar sus niveles de hemoglobina.
– Un baño de sol corto es una cura de anemia muy simple y efectiva, ya que aumenta la producción de glóbulos rojos.
– Machaque un plátano ligeramente madurado y agregue una cucharada de miel. Haga esto después de su cena para proporcionar a su cuerpo una amplia variedad de vitaminas, minerales y aminoácidos.
– El jugo de tomate fresco o incluso el puré de tomate es un excelente remedio casero para la anemia ya que los tomates son excelentes fuentes de vitaminas A, C y K. Los tomates también son una buena fuente de hierro.
– Extraiga el jugo de una manzana grande y mezcle con una cantidad igual de jugo de tomate fresco. Beba este jugo mixto en lugar de la taza de café de la mañana para prevenir o tratar la anemia.
– Además de estos remedios caseros, su médico puede recomendar suplementos de hierro junto con vitamina B12, ácido fólico o tabletas multivitamínicas. Dado que la vitamina C es un catalizador en la ingesta de hierro del cuerpo, la ingestión oral de suplementos de hierro debe ir acompañada de jugo de naranja para obtener el máximo beneficio. Tenga en cuenta que esta afección puede ser extremadamente grave si se descuida, por lo que es importante que consulte con su médico sobre sus opciones de tratamiento. Una transfusión de sangre puede ser esencial en casos de pérdida continua de sangre, o cuando la incidencia de anemia es grave

Dieta para la anemia

Una dieta sensata y equilibrada es una de las necesidades más importantes cuando se trata de la anemia. La dieta de una persona anémica tendrá que abordar la causa raíz del problema y promover la salud y el bienestar en general. Estos son algunos de los alimentos que deberían estar presentes en una dieta para la anemia:
 
Carne (especialmente aves de corral)
Vegetales
Frutas
Productos lácteos como leche, queso y yogurt
Cereales
Frijoles secos
Huevos hervidos
Pescado
Nueces y semillas
Los alimentos ricos en hierro desempeñan un papel crucial en el tratamiento de la anemia, por lo que el hígado y las ostras, las verduras de hoja verde, el salvado de trigo, el arroz rojo, las lentejas, las pasas y las ciruelas pasas son esenciales debido a su alto contenido de hierro. Si consumes dos o tres manzanas al día, estás en el camino correcto para una recuperación rápida de la anemia porque las manzanas son ricas en hierro. Las proteínas animales y las vísceras como el hígado y los riñones tienen un alto contenido de vitamina B12 y son buenos para tratar la anemia. Se necesita hierro para producir hemoglobina, y el hierro de las carnes se absorbe más fácilmente en comparación con el hierro de otros alimentos. La falta de vitamina B puede causar un tipo de anemia llamada anemia perniciosa. El ácido fólico es una forma de vitamina B que se encuentra en los alimentos. El cuerpo necesita Ácido Fólico para hacer nuevas células. También es esencial para las mujeres embarazadas, ya que les permite evitar la anemia y salvaguarda la salud de su bebé. La vitamina C es de gran ayuda para el cuerpo al absorber el hierro. Los vegetales como los pimientos y las frutas (especialmente los cítricos) son buenas fuentes de vitamina C.
 
Sugerencias para la anemia
Los suplementos de hierro pueden causar problemas digestivos temporales como diarrea, estreñimiento y acidez estomacal. Mantenga informado a su médico sobre los efectos secundarios de sus suplementos o medicamentos para el tratamiento de la anemia, de modo que se puedan realizar los cambios necesarios. Bajo ninguna circunstancia debe aumentar o disminuir la dosis de su medicamento sin consultarlo primero con su médico.