NoticiasRemedio Herbal

Por qué el cardamomo debería ser parte de la dieta de cada paciente diabético

El cardamomo, que ya fue aclamado como la reina de las especias, tiene muchas cosas a su favor. Es ampliamente conocido por su actividad antioxidante y anticancerígena, pero un ensayo de control aleatorio propuesto (ECA) también podría validar sus propiedades antidiabéticas. El ensayo clínico propuesto, que se publicó en BMC Complementary and Alternative Medicine, analizará los efectos del cardamomo verde sobre los niveles de azúcar en la sangre, los niveles de colesterol y el estado de estrés oxidativo en personas con diabetes tipo 2.

“Para determinar el mecanismo del efecto del cardamomo sobre la glucemia y los niveles de lípidos, se evaluará el irisin de la sangre y el SIRT1 [Sirtuin1]”, escribieron los investigadores en su estudio.

En particular, la irisina es una enzima en el cuerpo que se sabe que mejora la sensibilidad a la insulina, así como el metabolismo de la glucosa, una de las cosas deterioradas por la diabetes tipo 2. Estudios previos de irisina lo han etiquetado como la hormona del ejercicio, ya que se observó que se activaba durante el ejercicio tanto en ratones como en humanos. En el momento de su descubrimiento, los investigadores consideraron a la irisina como un candidato prometedor para nuevas intervenciones para la pérdida de peso, la diabetes y la obesidad. Por otro lado, se sabe que SIRT1 desempeña un papel importante en el metabolismo de la glucosa y disminuye los casos de resistencia a la insulina.

Para el ECA, los investigadores seleccionarán a 80 pacientes, todos los cuales tienen sobrepeso u obesidad y tienen diabetes tipo 2. Los participantes serán asignados al azar en dos grupos: uno es recibir un placebo, mientras que el otro recibirá una dosis de 3 gramos de suplemento de cardamomo verde al día. La prueba, que se ejecutará durante 30 años, medirá varios marcadores físicos y biológicos para determinar si la complementación con cardamomo verde puede mejorar estos marcadores en las personas que tienen la afección.

“La selección de pacientes con DM2 [diabetes mellitus tipo 2] es la principal fortaleza del presente estudio”, agregaron los investigadores. “Hasta donde sabemos, este es el primer ensayo controlado aleatorio que determinará el efecto del cardamomo sobre el estado glucémico, el perfil lipídico, los biomarcadores del estrés oxidativo, SIRT1 e irisina en DM2”.

Cómo el cardamomo puede beneficiar a las personas que viven con diabetes
Las personas con diabetes harían bien en aumentar su ingesta de cardamomo: no solo ayuda a regular el azúcar en la sangre, sino que también maneja otras complicaciones que vienen con la condición. En particular, aquí hay algunas formas en que el cardamomo puede ayudar a las personas que viven con diabetes.

El cardamomo puede ayudar a controlar el síndrome metabólico.
El término, que se refiere a la presencia de un aumento de la presión sanguínea, un alto nivel de azúcar en la sangre y acumulación de grasa alrededor de la cintura, no es solo un factor de riesgo para la diabetes; también puede aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Para controlar esto, tome cardamomo negro y verde, ya que ayuda a reducir la cantidad de grasa corporal y triglicéridos plasmáticos. También puede mejorar la presión arterial y aumentar la respuesta inmune contra las enzimas metabólicas.

El cardamomo tiene actividad antioxidante.
El aumento de la ingesta de cardamomo está positivamente relacionado con sus actividades de eliminación de radicales libres. Esto previene la oxidación de proteínas y lípidos, que puede causar daño de radicales libres en el cuerpo.

Los nutrientes en cardamomo pueden ayudar a una persona a perder peso.
La obesidad, uno de los principales factores de riesgo para la diabetes tipo 2, es un problema creciente tanto en niños como en adultos. Los estudios han demostrado, sin embargo, que tomar extractos de cardamomo ayuda con el proceso de quema de grasa del cuerpo. En particular, el cardamomo puede estimular la melatonina, que es

responsable de quemar los tejidos adiposos blancos en el cuerpo.
El cardamomo puede regular la presión sanguínea. Las personas que padecen diabetes tienen un riesgo especial de hipertensión, que también puede provocar enfermedades cardiovasculares y problemas digestivos. Poner extractos de cardamomo en el café o el té puede ayudar a regular la presión arterial y reducir la aparición de complicaciones como la insuficiencia cardíaca.