MezclaNoticiasSalud

¿Cuáles son los beneficios de la ventosas?

la ventosas


Cuando Michael Phelps, el súper nadador, apareció en los Juegos Olímpicos de Río 2016 con misteriosos moretones circulares sobre sus hombros, las redes sociales se llenaron de entusiasmo. ¿Son tatuajes? ¿Jugó al paintball? ¿O se durmió accidentalmente en sus medallas olímpicas? No, esos parches circulares perfectos fueron en realidad el resultado de ventosas, un tratamiento alternativo que ha estado en uso durante siglos para aliviar el dolor y el dolor muscular. Gracias al Sr. Phelps, ha habido un nuevo interés en esta antigua terapia.

La ventosa es una práctica alternativa tradicional en la que se coloca una taza de vidrio, metal, silicona o bambú sobre la piel como dispositivo de succión para tirar hacia arriba de la capa muscular superficial. Se supone que aumenta el flujo sanguíneo, lo que a su vez ayuda a aliviar el dolor, aliviar los músculos rígidos y reducir la fatiga. El vacío creado usando calor (al encender una llama dentro de la taza) o mediante una bomba mecánica crea un efecto de succión. Muchas copas se usan simultáneamente y se colocan sobre la piel durante aproximadamente 5 a 15 minutos. Algunos terapeutas también usan aceites herbales para deslizar las tazas a lo largo del cuerpo. Las ventosas funcionan de forma similar a la acupuntura, dirigiendo las partes dolorosas del cuerpo a través de puntos de acupuntura específicos y ejerciendo presión sobre ellas. Generalmente se realiza en áreas musculares como la cadera, la parte superior de la pierna, la parte posterior de las rodillas, el cuello, toda la espalda y el hombro.

Ahuecando en la historia
La ventosa ha estado en uso durante siglos en Egipto y Grecia; incluso se describe en Ebers Papyrus, el libro de texto médico más antiguo que data de 1550 aC. Algunos de los famosos defensores de esta práctica incluyen a Hipócrates y el Profeta Muhammad. La ventosas es también una de las prácticas más antiguas de la medicina tradicional china, en uso desde el siglo IV.

Tipos de ventosas
La ventosa funciona de tres maneras. En ahuecamiento húmedo o hijama, se realiza una incisión en la piel y se extrae una pequeña cantidad de sangre a través de la copa. Se cree que esto elimina las toxinas del cuerpo y promueve la curación. En ventosas en seco, no hay pérdida de sangre: los vasos sanguíneos solo se expanden para aumentar el flujo sanguíneo. El masaje con ventosas involucra mover la taza a lo largo del cuerpo lubricando la piel con aceites esenciales y hierbas.

Entonces, ¿ahuecar es tan doloroso como parece? El enrojecimiento y las marcas durarán unos días. Pero según los expertos, si bien produce hinchazón leve y hematomas, las ventosas no deberían causar dolor cuando se hace bien.
 Es posible que sienta una ligera sensación de tirón durante el procedimiento, pero esto no es desagradable y se calmará pronto. Las ventosas húmedas pueden causar una ligera molestia debido a los cortes, pero debido a que son superficiales, deben sanar rápidamente. Si siente dolor durante la ventosa, informe al médico inmediatamente para que puedan modificar la técnica. Si la piel se rompe o se inflama, el procedimiento debe detenerse de inmediato para que no cause ninguna complicación.

¿Funciona? Beneficios de ahuecamiento
La ventosa ha estado en el ojo de la tormenta desde hace un tiempo. Muchos médicos convencionales creen que ahuecar no es más que un truco, atribuyendo su éxito al efecto placebo, donde el tratamiento real no funciona, pero los pacientes creen firmemente que sí lo hace. Hay un puñado de estudios sobre los beneficios de catación, pero algunos de ellos no son concluyentes, mientras que otros hacen hincapié en la necesidad de más investigación en el área.

Los practicantes tradicionales, sin embargo, juran por este procedimiento. La medicina china trabaja según el principio del flujo de energía o qi. Las enfermedades ocurren cuando hay un bloqueo en el flujo de energía. Se supone que ahuecar ayuda al flujo libre de energía, curando así el cuerpo y restableciendo el equilibrio. 

Al estimular el órgano más grande del cuerpo, que es la piel, se cree que la ventosa produce inmensos beneficios para la salud.

 
Dolor:
La ventosa se considera una forma segura y natural de reducir el dolor articular y muscular. Funciona al reducir la inflamación, aumentar la circulación de la sangre en el área y también al actuar sobre el sistema nervioso autónomo, lo que ayuda a reducir la sensación de dolor y aumenta la sensación de bienestar del sujeto. Un estudio que examinó la ventosa seca para el dolor de cuello no específico crónico encontró que en el grupo objetivo, el dolor de cuello se redujo gradualmente en una serie de cinco sesiones durante dos semanas. Los sujetos también informaron que sus músculos de hombro y cuello estaban más relajados y que la región ahora era más móvil. También se encontró que el ahuecamiento en seco alivió los síntomas de la osteoartritis de la rodilla en otro estudio. La ventosa húmeda redujo la intensidad y la frecuencia de las migrañas en un estudio realizado en 70 individuos.
 
Rigidez muscular:
 ¡Los atletas olímpicos lucían sus parches morados con una buena razón! Se sabe que la ventosa mejora la flexibilidad y reduce la fatiga relacionada con el ejercicio. También funciona como una técnica de liberación miofascial que reduce la tensión y aumenta el rango de movimiento muscular.
 
Problemas respiratorios:
 De acuerdo con un informe del Pacific College of Oriental Medicine, las enfermedades respiratorias son una de las condiciones comunes que las ventosas pueden combatir. Los textos chinos antiguos incluso lo recomiendan para la tuberculosis pulmonar. Cuando se usa junto con Ping Chuan, una pomada china a base de hierbas, se descubrió que la ventosas mejora la inmunidad en pacientes con bronquitis asmática.
 
Hipertensión:
La ventosa tiene un efecto sedante suave sobre el sistema nervioso y es útil para controlar la presión arterial alta.
 
Mejoras cosméticas:
 Al despertar el sistema linfático para eliminar las toxinas, las ventosas funcionan como un método efectivo y no invasivo para eliminar la celulitis. Cuando se usa junto con la acupuntura, las ventosas pueden ayudar a controlar el peso e incluso a reducir el acné.

¿La ventosa es segura?

Aunque ahuecar ha estado en boga por casi 3000 años, con una base de admiradores de celebridades significativa, debes andar con cuidado. Además de los hematomas contundentes redondos y la incomodidad, incluso si son temporales, también conlleva el riesgo de quemaduras, ampollas, coágulos de sangre e infección de la piel si no se hace correctamente. Si decides intentar ahuecar, el primer paso es hablar con tu médico y contratar un terapeuta profesional certificado. También es prudente comenzar con ventosas en seco, la menos invasiva de las dos, y tratar dolencias menores como el dolor corporal y la tensión muscular. De acuerdo con la International Cupping Therapy Association, las personas con afecciones cardíacas, problemas renales y alergias cutáneas deben mantenerse alejadas de las ventosas. Para las mujeres embarazadas, ahuecar en la parte inferior del cuerpo (abdomen, espalda baja y piernas) es un estricto no-no.
A partir de ahora, las afirmaciones beneficiosas de la ventosas son principalmente anecdóticas: una investigación más a fondo ayudará a demostrar su alcance y eficiencia. ¡Después de todo, el dios olímpico mismo lo ha usado y nos ha dado, con su medalla, un veredicto favorable!