MezclaNoticiasremedios caseros

La ansiedad y la depresión pueden deteriorar la salud de los pacientes cardíacos


La insuficiencia cardíaca está relacionada con la depresión y la ansiedad, según un nuevo estudio. Según los investigadores, las personas que sufren de ansiedad o que están en depresión tienen un mayor riesgo de enfermedades cardíacas progresivas y otros resultados adversos

El estudio, publicado en la revista Harvard Review of Psychiatry, encontró pruebas que confirmaban tasas “notablemente más altas” de depresión y trastornos de ansiedad en pacientes con insuficiencia cardíaca, en comparación con la población general.

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad crónica y progresiva en la que el corazón no puede bombear suficiente sangre y causa síntomas como fatiga y dificultad para respirar.

“La depresión se ha relacionado con el desarrollo y la progresión de la insuficiencia cardíaca y otras enfermedades cardiovasculares”, dijo el coautor Christopher Celano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

Los investigadores dijeron que estudios previos relacionaron los trastornos psiquiátricos con peores resultados en pacientes con insuficiencia cardíaca.

Para aclarar estas relaciones, los investigadores hicieron una revisión específica de la investigación sobre las asociaciones entre la insuficiencia cardíaca, la depresión y la ansiedad.

Los investigadores encontraron que la ansiedad es muy frecuente entre los pacientes con insuficiencia cardíaca y que tanto los factores fisiológicos como de comportamiento pueden contribuir a los resultados adversos.

Casi el 30 por ciento de los pacientes tienen síntomas de ansiedad clínicamente significativos, mientras que el 13 por ciento cumple con los criterios de diagnóstico para los trastornos de ansiedad (como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de estrés postraumático o el trastorno de pánico).

La depresión y la ansiedad pueden hacer que sea más difícil para los pacientes con insuficiencia cardíaca seguir las recomendaciones de dieta, ejercicio y uso de medicamentos. Estudios previos también han relacionado la depresión con los cambios metabólicos, incluidos los niveles elevados de marcadores inflamatorios, agregaron los investigadores.

Los investigadores observaron que las entrevistas de diagnóstico formales (es decir, basadas en los criterios del DSM-5) pueden ayudar a evaluar la causa de los síntomas superpuestos entre la insuficiencia cardíaca y la depresión o la ansiedad, incluidos problemas con el sueño, la concentración o la energía.