NoticiasSalud

Un flavonoide en frutas y verduras para prevenir la hepatitis B

 

Naringenin es un flavonoide dietético presente en muchas frutas, hierbas y vegetales. Los investigadores taiwaneses creen que este fitoquímico puede evitar que el virus de la hepatitis B (VHB) cause hepatitis, cirrosis hepática y cáncer de hígado.

El virus se disemina al infectar el ADN del huésped con la proteína HBV X (HBx). Incluso cuando el hígado se cura después de cada caso de hepatitis, la proteína malévola se acumula dentro de las células hepáticas y las trastorna.

Los niveles elevados de HBx estimulan la acumulación de lípidos en los hepatocitos, lo que conduce a la esteatosis hepática como la enfermedad del hígado graso. La consiguiente acumulación de lípidos en el hígado puede convertirse en carcinoma hepatocelular (HCC), la forma más extendida de cáncer de hígado, que a su vez cicatriza al hígado y es la principal causa de muerte en pacientes con cirrosis.

Por lo tanto, la mejor manera de prevenir cualquiera de estas enfermedades hepáticas debilitantes y fatales es evitar que HBx derribe la larga línea de dominós que resultan en HCC.

Los investigadores investigaron numerosos compuestos de hierbas y fitoquímicos que pueden mejorar el daño hepático inducido por HBx. Un candidato prometedor es la naringenina, de la que se pueden encontrar grandes cantidades en toronja.

Los primeros estudios han cubierto las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la naringenina. Se ha demostrado que detiene el desarrollo de tumores, regula la creación de lípidos y proteínas de unión a lípidos, y detiene la inducción de genes que forman grasas en ensayos con animales.

Investigadores de la Universidad de Tzu Chi (TCU) creen que su estudio es el primero en analizar el uso de naringenina para reparar el daño hepático causado por la esteatosis hepática inducida por HBx.

El experimento muestra que los flavonoides pueden revertir el daño hepático

Para su experimento, los investigadores adquirieron ratones transgénicos HBx. Los animales infectados con hepatitis se organizaron aleatoriamente en tres grupos de cinco animales cada uno.

Algunos de los animales recibieron dosis orales de solución de naringenina durante 14 días. La dosis administrada a los ratones correspondía a una cantidad que los humanos podrían usar.

Después de dos semanas, los ratones fueron sacrificados. Se tomaron muestras de suero y tejido de sus hígados para su análisis bioquímico e histopatológico.

Los investigadores de TCU evaluaron la cantidad de lípidos hepáticos en los tejidos hepáticos de los ratones transgénicos HBx. Normalmente, los hígados de estos ratones desarrollan rápidamente signos de daño hepático como la acumulación de lípidos, el hinchamiento de las células y la disposición anormal de los capilares.

Informaron que el tratamiento con naringenina de los ratones redujo significativamente el daño hepático. Los hígados de los ratones tratados se recuperaron notablemente y ya no mostraron ningún signo de grasa anormal. Ni su peso corporal ni su relación hígado-cuerpo-peso cambiaron demasiado.

Del mismo modo, la naringenina redujo los valores de ALT y AST en suero. Los animales tratados también mostraron mejores niveles de colesterol sérico y TG. Estos resultados sugieren que el compuesto podría mejorar la patología del hígado graso durante las primeras etapas.

La naringenina bloquea el virus de la hepatitis B al activar los genes productores de lípidos en el hígado

La naringenina también evitó que HBx activara genes adipogénicos y lipogénicos que habrían producido exceso de lípidos hepáticos. Naringenin no mostró ningún efecto citotóxico, lo que demuestra que es seguro para el uso humano.

La naringenina también inhibió la activación de genes lipogénicos en ratones transgénicos HBx y células HepG2-HBx y detuvo la activación de vías genéticas utilizadas por el virus de la hepatitis B, como la que causa la esteatosis de los hepatocitos.

Basado en la forma en que la naringenina redujo la acumulación de lípidos hepáticos y restauró la función normal del hígado, los investigadores concluyeron que potencialmente podría prevenir las enfermedades hepáticas inducidas por HBx en humanos. El flavonoide también bloqueó la activación de genes productores de lípidos en células hepáticas infectadas por el virus de la hepatitis B, lo que sugiere que puede tratar las etapas iniciales de la esteatosis hepática.

loading…

d2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">